Cómo proteger las suculentas de la lluvia


La temporada de lluvias puede poner en riesgo la salud de las suculentas. Como ya sabes, la mayoría de las suculentas son propias de ambientes desérticos y por ello se han adaptado para realizar reservas de agua. Estas plantas no llevan muy bien el estar durante un largo periodo de tiempo en sustrato húmedo, ya que sus raíces se pueden pudrir y terminar matando la planta entera.

Además, si las lluvias son fuertes o van acompañadas de granizo, las hojas de nuestras suculentas pueden resultar lastimadas. Por no hablar de que esas heridas, al permanecer con humedad, pueden terminar por desencadenar pudrición.

Por todas estas razones es muy importante saber cómo proteger correctamente nuestras suculentas durante la época de lluvias. 

A lo largo de este artículo te enseñaremos algunos consejos para cuidar y resguardar tus plantas suculentas y cactus.

1. Adelántate al mal tiempo

Más vale prevenir que lamentar. Por ello, te recomendamos estar pendiente de la aplicación del clima de tu teléfono móvil, o consultar el tiempo de tu zona en Google. Así podrás saber con antelación si habrá lluvias fuertes y tomar medidas antes de que esto ocurra.

2. Buen drenaje

Las suculentas en exteriores son capaces de soportar la época de lluvias siempre que tengan un excelente drenaje. Para garantizar que tus plantas sobrevivan a las lluvias te aconsejamos:

  • Brindarles un sustrato alto en minerales con excelente drenaje.
  • En suculentas plantadas en macetas y contenedores, asegurarte de que tienen orificios de drenaje.
  • Retirar los platos de las macetas y los cubremacetas para que el exceso de agua de lluvia no se estanque y pueda drenar libremente.
  • Jamás dejes suculentas que se encuentren en terrarios o en contenedores sin orificios de drenaje a la intemperie y expuestos a la lluvia.

3. Ponerlas bajo techo

Si es posible, mueve tus suculentas a un lugar bajo techo para que no estén expuestas de manera directa a la lluvia. Esto cobra especial importancia cuando también hay riesgo de granizo.

4. Usar invernaderos

El uso de invernaderos no solo es útil para proteger nuestras suculentas de la lluvia sino que, además, ayudan a mantener una temperatura más cálida mientras permiten que los rayos de luz incidan sobre las plantas igualmente. Puedes dejar tus suculentas durante varias semanas o meses, mientras que mejora el tiempo.

5. Usar botellas y bidones de plástico como mini invernaderos

¿Sabias que puedes usar botellas PET (Tereftalato de Polietileno) o bidones plásticos como mini invernaderos? Simplemente corta la base de la botella y usa la parte superior para ponerla sobre tus suculentas. 

Esta protección plástica protege las plantas de los posibles golpes de lluvias fuertes y granizadas, a la vez que las cuida del frío.

Este método tiene dos ventajas:

  1. Reutilizas botellas que de otra manera terminarían en la basura.
  2. Puedes proteger tus plantas ya colocadas sin necesidad de moverlas a ningún otro lugar.

6. Para emergencias hasta usar un paraguas o bolsas plásticas para proteger

Cualquier cosa que permita cubrir las suculentas que estén plantadas directamente en el suelo y no sea posible moverlas será adecuada. Puedes cubrir tus suculentas con telas antiheladas, mallas y/o plásticos.

7. Recoge agua de lluvia

Finalmente, nuestro último consejo es aprovechar para recoger agua de lluvia. Puedes aprovecharla para el siguiente riego que necesiten tus plantas. A ellas seguro les encantará.

Qué hacer con las suculentas después de abundantes lluvias

¿Qué ocurre si no hemos sido capaces de proteger a tiempo nuestras plantas suculentas?

No te preocupes. A continuación vamos a darte algunos consejos para saber qué hacer después de fuertes lluvias o granizadas.

  1. Mueve tus plantas a un lugar seco, aireado y más cálido. Es importante que el exceso de agua se evapore rápidamente para evitar la pudrición de las raíces.

Cuidado. Debes tener en cuenta que no hay que exponer tus plantas a cambios muy fuertes de iluminación o temperaturas, ya que esto también puede causarles daño.

  1. No riegues tus plantas hasta que el sustrato no se seque por completo. Si no sabes cómo comprobar la humedad del sustrato te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cuándo regar suculentas y cactus.
  2. Si después varios días el sustrato sigue empapado lo mejor es desenterrar las suculentas. Es preferible sacarlas del sustrato y dejar que se sequen al aire libre. Después de que todo esté seco de nuevo puede volver a plantarlas.
  3. Si las lluvias o granizo dañaron las hojas de tus suculentas y hay heridas visibles aplica canela en polvo sobre estas. La canela es un fungicida natural y favorece la cicatrización de las suculentas.

Esperamos que te sirvan nuestros consejos y te ayuden a proteger tus plantas suculentas de las lluvias.

Guía de suculentas
Guía de suculentas

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.   
Privacidad